martes, 20 de abril de 2010

Sobre La Musica Cristiana

Creo que un tema interesante para debatir es la música cristiana. Actualmente hay mucha perversión, letra cristiana con música del mundo, o existe música cristiana pero con una letra del mundo, o sin profundidad, sin un sentido, una historia o un mensaje. Creo que en torno a esto existe una gran confusión. El punto a debatir: ¿Cuál es la música que debemos escuchar, como discernir si es mundana o no? Existen muchos cantantes “cristianos”, cuyos testimonios no son agradables al Señor, realmente es degradante.

La música correcta debe ser congruente con nuestra forma de vivir, separados del mundo; la música debe ser espiritual.

Sin embargo debemos ser mas concretos, el día de hoy el que se toque música carnal en las iglesias depende primeramente del pastor, si el pastor no está convencido de cual es la música correcta difícilmente se cambiará esta forma de música.

Si usted entra a una tienda cristiana y va a la sección de música encontrará muy pocos casetes y CD, con música recomendable para oír.

La gente no debe acordarse de la música del mundo al venir a la iglesia. Muchas iglesias siguen al mundo, aunque sea un paso o dos detrás.

Hay música "cristiana" en las iglesias que me hace ACORDAR de la música del mundo. Hermanos, ¡despierten!. "Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados" Hebreos 12:15 "... es malo que el hombre haga tropezar a otros con lo que come. Bueno es no comer carne, ni beber vino, ni nada en que tu hermano tropiece, o se ofenda, o se debilite". Romanos 14:20-21

Yo sé que hay muchos gustos en cuanto a la música, y no es posible agradar a todos. Pero hermanos, ¡nunca jamás hay una excusa que justifique que nos acerquemos o imitemos al mundo! Hay que agradar a Dios, no al hombre.

Por favor mediten en este versículo:

Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. 1 Cor. 10:23

Cuando uno toma un paso en dirección al mundo, dentro de poco tiempo se encontrara en el mundo. ¿Se acuerdan de Lot? La Biblia nos dice que él puso su tienda hacia Sodoma. Pero poco tiempo después, él estaba viviendo DENTRO de Sodoma. Yo he visto muchos casos de iglesias y cristianos que se han conformado al mundo, empezando con música que agradaba más a la carne que a Dios.

No escribo esto con amargura en mi corazón. No me considero más espiritual que todos los demás. Pero hermanos, me preocupa ver la dirección que las iglesias están tomando en cuanto a la música y con poca oposición.


La palabra de Dios dice en Romanos 8:8 " y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios". Hoy día es bastante dificil conseguir música cristiana espiritual, realmente no tengo mayores referencias, no obstante, les puedo comentar, que existen himnos escritos hace varios siglos, cuyo contenido espiritual es profundo, escritos por hombres de buen testimonio.

En la iglesia usamos estos himnos, para alabar a nuestro Señor incluyendo los Salmos. A pesar de la antigüedad de estos himnos, continúan vigentes, dado su contenido.

Otro problema es que muchas iglesias, han tratado de captar jóvenes y adultos a través de "música cristiana", pero lo que realmente debe llamar la atención a nuestros jóvenes y adultos es la pura predicación de la palabra de Dios, la alegría debe girar en torno a la ministracion de la palabra de Dios, que penetra hasta lo más profundo del corazón de cada persona, pasando la actividad de la música, a un segundo plano. Por supuesto es importante, pero no debe ser la actividad principal; debe quedar en todo caso supeditada, sujeta a la pura palabra de Dios, y estar en sintonía con lo que se predica.

Muchos cantantes cristianos (habrá por supuesto sus excepciones), son aplaudidos en conciertos, donde es evidente que la gloria no es para nuestro Señor. Es muy fácil llenarse de vanagloria cuando se canta. .

A mi me encanta la música, de muchos géneros; hemos tenido que aprender a evangelizar con ella, en lugares en la obra misionera donde no existe nada más que el piano o la guitarra, en lugares donde el arpa se toca aprendida de oído, y se canta música autoptona del lugar.

Es importante no confundir libertad con libertinaje porque muchos estan confundidos y utilizan términos para justificarse como "rap cristiano", "rock cristiano", etc.

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Jeremías 17:9 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre. Lucas 7:21-23

Seamos creativos en la comunicación del evangelio, no intolerantes, pero la música que se utiliza en la iglesia debe tener reverencia a Dios, dar testimonio de nuestro comportamiento, del cambio de estilo de vida que Dios ha realizado en nosotros.

Aunque algunos rigmos se consideren como normal, ello no quiere decir que sea espiritual. son ritmos del mundo, y el Señor nos llama a vivir separados del mundo, a vivir en santidad, por lo que cualquier cosa que estimule la carne, de alguna u otra forma, debemos descartarlo. ¿Se agradaría Dios de nosotros, si nuestra alabanza está influenciada por el mundo"? La palabra de Dios no se adapta al tipo de cultura, la cultura debe quedar sujeta a la palabra de Dios.

Hermano con lo antes expuesto no deseo entrar en polémica, pero creo que existe en general una gran confusión acerca de la música. Es preferible que seamos radicales, en torno a este tema, a que seamos flexibles, ya que en la medida en que seamos flexibles, nos estaremos acercando más al mundo.

No debemos condenar a los nuevos convertidos jóvenes por su gusto de música. Debemos ser pacientes con ellos, enseñándoles y demostrándole lo que es la música que agrada a Dios. Pues, los nuevos cristianos son como nuestros niños pequeños. Si nos traen dibujos que no son más que líneas en cada dirección sin sentido de orden, da igual. Pues un niño de dos o tres años nos demuestra su amor por traernos su "arte" y le animamos a seguir adelante. No obstante, si mi hijo en la universidad me trae " líneas sin sentido " le digo que debe dibujar mejor.

Lo mismo pasa con la música. Dios recibe ciertamente con agrado a un nuevo converso, pues Él juzga al corazón lleno de amor y deseos santos, y lo bendice. Pero, ¿Qué de pastores que dan a entender que no quieren saber si la Biblia enseña algo acerca de lo que es música cristiana o no, y siguen ofreciendo a Dios la misma clase de música que gusta a los nuevos conversos? El hecho de que no quieren cambiar su estilo de música a un estilo más cristiano no puede dar evidencia de un corazón que agrade a Dios.


Los dibujos o música que hace un niño son aceptables porque vienen de un corazón inesperto . Un hermano ya crecido en la fe, pero que no quiere cambiar sus gustos y usos de música para cantar o escuchar lo que sería más al gusto de Dios, demuestra que tiene un corazón endurecido al tema, porque le gusta la música que siempre ha escuchado y no quiere creer que a Dios no le gustara esa música. Dios no acepta un corazón endurecido y falto de humildad para aprender más. Es como ser un adulto que da a sus padres un dibujo suyo, sin poner el esfuerzo para aprender a dibujar mejor o de comprar un dibujo más profesional. Y luego excusa su pereza con palabras como: "Pues, es el sentimiento lo que vale."

Yo he estudiado un poco acerca de la música, y de una cosa estoy convencido: Hay música buena y cristiana que agrada a Dios y hay música mala, carnal y mundana que a Él no le gusta.

Hay una música que anima, que mueve a orar y otra que mueve a bailar. Eliseo llamó por un músico en 2 Reyes 3 para que Eliseo pudiera profetizar y Saúl llamó por David en 1 Samuel 16 para que su música le tranquilizara y para que Saúl sintiera más tranquilidad "espiritual". Sí, la música puede hacer que hasta un pecador se sienta más espiritual

Hay armonías que tranquilizan la mente y el cuerpo. Por eso son llamados acordes "armónicos". Científicamente, la música produce "ondas" invisibles que reaccionan con ciertas materias. Puedes hacer un piano sonar por tocar la misma nota en otro instrumento por causa de esas ondas o vibraciones que pasan por el aire. Un dentista puede tocar ciertos discos que alivian el dolor cuando le saca un diente por causa de esa ciencia.

A la vez, hay acordes de disonancia que pueden, con bastante volumen, causar confusión en la mente y hasta causar un ataque de corazón por afectar las palpitaciones naturales del corazón. Uno difícilmente puede orar con fervor y concentración cuando hay mucho ruido o música con demasiados desacordes. A través de los siglos de la humanidad los músicos han estudiado los efectos de la música y la usan de acuerdo a sus propósitos. Pueden producir música que le hace comer más rápido en un restaurante de "fast food" o pueden producir una música que le hace comer más lentamente (y así comprar más comida) en un restaurante formal. Wagner produjo música con mucha disonancia porque quería más movimiento ( y hasta sentimientos de rebelión). Bach y Mozart enfatizaron la melodía y armonía "para la gloria de Dios" (como Bach siempre escribió en sus manuscritos). Los jóvenes hoy no escuchan a Bach antes de robar bancos, pero muchos sí escuchan la música mundana para "confundir" sus sentidos morales con mucha disonancia. La melodía dirige nuestros pensamientos a Dios (cantamos coritos alegres cuando estamos a solas y queremos sentirnos gozosos delante del Señor). La armonía en que se basa la melodía afecta la mente para tranquilizarla o desorientarla. El ritmo es como las palpitaciones del corazón. Si no existe, el cuerpo muere; si es demasiado fuerte nos da un ataque del corazón.

La Biblia dice en Juan 7:38 que "de su interior correrán rios de agua viva." Algunos han indicado que "correr" puede significar "salir en ritmo". El ritmo cristiano debe ser lo que brota del corazón lo cual indica que el cuerpo vive. Pero muchos necesitan el apoyo de máquinas para hacer su sangre fluir, pues no tienen vida. Igualmente, muchos cristianos necesitan el apoyo de máquinas musicales para hacer su adoración "fluir". Añade "vida" a nuestra adoración--pero es una "vida" artificial si la adoración no brota, corre, fluye, o da ritmo del corazón naturalmente.

Tenemos órgano para ciertos himnos, piano para muchos, y cantamos "acapella" muchas veces para concentrarnos mejor en el Señor para ciertos himnos. Y la variedad es una de las claves de la buena música. (Muchos guitarristas y pianistas sólo saben tocar 3-4 variaciones de ritmos, demostrando su falta de talento. Muchas iglesia solo conocen unos 2 o 3 himnos, demostrando su falta de "buena música". No es de preguntar porque van a estilos mundanos si no les enseñamos una variedad de buena música en la iglesia).

Se usa mucho uno de mis textos preferidos de la música, Salmo 150, para defender el uso de varios instrumentos. Y la verdad de que podemos usar instrumentos es una de las lecciones del capítulo (en contra de la falta de instrumentos en ciertas denominaciones). Nos enseña a usar "címbalos, trompetas y tambores" tanto como nos enseña a adorar al Señor sin avergonzarnos con "un sonido cierto" y con ritmo espiritual brotando del corazón santificado y gozoso. Flautas hablan de melodía y las cuerdas hablan de la armonía con que cristianos deben adorar al Señor juntos. Y eso es solo una muy pequeña demostración de las muchas aplicaciones que el Espíritu Santo hace de ese texto.

Si no sabemos lo que diga la Biblia acerca de la música, no digamos que la Biblia no hable del asunto. Pues, sí habla de la música desde Jubal-Caín en Génesis, hasta los instrumentos y el cántico nuevo de los santos en el Apocalipsis.

Aquí enfatizo que sí, hay música que el Espíritu bendice para producir orden y adoración, y hay música que el diablo usa para producir confusión y rebelión. No tomemos la palabras de himnos bíblicos y mezclarlas con ruidos mundanos que causan un "sonido incierto" para que no sepamos prepararnos para la batalla. La música que produce deseos carnales (y hay música que nos hace pensar en bailes, etc.) no puede cooperar con el mensaje del Espíritu para ser un vehículo eficaz del Evangelio. Gálatas 5:17 dice que lo carnal es contra lo espiritual--no podemos usar medios carnales (música mundana) para promover un mensaje espiritual. Eso causa confusión espiritual. No usemos la excusa de que "Dios mira al corazón, no al estilo de música." El que no quiere aprender cuál música da gloria a Dios no tiene un corazón humilde que Dios puede bendecir. Usemos la música que es para la gloria a Dios.

Siento que al seguir la corriente musical en boga, lo que se hace es endosar el mundo comercial. Es como reconocer que ellos han encontrado "el camino correcto" y no creo que sean dignos de admiración en ningún sentido.

Como pastor debo de enfatizar que Dios hace diferencia entre lo santo y lo inmundo. No debemos echar las perlas a los cerdos ni tampoco creer que la comida de los cerdos son perlas.

Siempre aprendí que la música es la expresión de un pueblo, y que esa expresión demuestra la condición de vida de éste. O sea, que el estudio de la música en las diferentes décadas no enseñan la calidad de vida de esa década.

El rock nació en una década de rebelión como una manifestación de ese tiempo. Luego siguió evolucionado según la calidad de vida seguía decayendo.

Desde Elvis hasta Aerosmith podemos ver lo grotesca e inmoral que el mensaje de la música ha tomado. Muchos quizás piensen que es el mensaje y no la música lo que es el problema. La realidad es que el mensaje necesita del estilo de música para poder llegar. Jimmy Hendrix, decía que la música era algo espiritual, que lleva a la persona a un estado donde se le puede inyectar el mensaje que uno quiera.

Ahora bien, cuando oigo música cristiana hoy en día he notado que muchas de las canciones no son otra cosa que la música de rock mundano con letra cristiana (es como declarar una serpiente cascabel no venenosa, el titulo no cambia su naturaleza). Un ejemplo a esto es la canción Venció en la cual la línea de bajo (que es el instrumento principal en esa canción) es un rock de los sesentas. Podemos oír las líneas de guitarra distorsionada en estilo rock y todo en una imitación a lo que el mundo ofrece. Perdonen el comentario pero la mayoría de los músicos cristianos, tocan para enseñar lo mucho que se pueden parecer a los músicos mundanos. Algunos aún compran CDs mundanos para los acordes del mundo. esto no lo digo por decir sino que lo he visto.

Hermanos como vamos a llamar cristiano algo que huele, sabe, y se ve como el mundo.

Como Jeff Henforth, cantante cristiano que fue a Rusia y cantó rock cristiano en inglés. Las personas allí reunidas no entendían lo que cantaba pero sí sabían que la música era rock. Resultado, se levantaron a bailar.

Muchos pastores se excusan de que no saben mucho de la música, pero ya que la música es una de las cosas más importante en los servicios de la iglesia y en la vida del cristiano, solo después de la predicación y enseñanza de la Biblia, es importante que el pastor tenga una sólida preparación en la música. En los antiguos institutos bíblicos no se graduaban pastores que no supieran de música y pudieran dirigir los himnos, pero desafortunadamente, eso ha quedado en la historia en muchas escuelas bíblicas de la actualidad.

En relación a que lo importa es lo que hay en el corazón quiero hacer un par de comentarios:

El "corazón" es el alma o la mente. Si nos referimos al corazón como el alma, entonces claro que sí es importante la intención con la que se canta (u ora, o predica o cualquier otra cosa que se haga para Dios), pero la intención no es suficiente. Dios ve el corazón; sí, pero la gente solo ve (u oye, en este caso) lo que sale del hombre. Y nosotros somos la luz del mundo y la sal de la tierra (Mateo 5:13-16).

Si nos referimos al corazón como la mente, es allí donde se almacena todo conocimiento y formación. Es allí donde se forma el gusto y aprecio por la música (y todas las cosas). Si lo que se ha archivado allí es malo, no puede salir algo bueno. Es con lo que tenemos en la mente con lo que juzgamos como bueno o malo todo lo demás. Si no hemos tenido una correcta preparación en la buena música que glorifica al Señor, no tendremos buenos medios a nuestra disposición para juzgar lo que entra por nuestros sentidos. De ahí que los que se rehúsan a escuchar los argumentos de los que promueven la música que agrada al Señor, la desprecien diciendo que: "Esa es la opinión de ese hermano".

Recuerde que de dentro del corazón sale todo lo que contamina al hombre (Mr. 7:21-22).



CAUSAS DEL PROBLEMA

1- Considero que los que actualmente distorsionan el mensaje de Cristo a través de la música, son ignorantes quizas no en música sino principalmete de la palabra de Dios. ¿recuerdan? "Errais porque ignorais las escrituras y el poder de Dios" actualmente hay creyentes que, aunque bien intencionados, entran en esta definición perfectamente.
2 - Creo que estos, son como niños jugando con fuego y aquellos que lo aprueban también, la pureza doctrinal y espiritual de la iglesia está en peligro.
3 - Que alguién quiera, tocar rock, salsa, merengue, regueton, etc. es solo el síntoma, algo externo, de lo que está pasando ahí adentro, espiritualmente.


Así como para llevar el mensaje a la congregación el predicador tiene cierto estudio y ética para saber lo que es doctrinalmente correcto y es consciente de tal privilegio y responsabilidad, musicalmente, como líderes ¿nos preocupamos que aquel que lleva un mensaje a través de la música (director de música, solista, etc.) a TODA la congregación esté preparado, y consciente de lo que esto significa?. Creo que una de las causas de que las iglesias estén contaminadas con cierta música es porque los líderes (Pastores, oficiales,directores, etc) no se han preocupado por tomar seriamente el tema de la música en la iglesia, ignorando su poder e influencia.


Realmente creo que aparte de conocer muy pocos himnos sabemos muy poco de ellos. Si cada creyente conociera el significado de lo que canta, el trasfondo historico, y quién fue o es el autor, el himno cumpliría su propósito original.

¿Qué tanto ha orado para que Dios provea creyentes fieles e idoneos en el ministerio de la música en su iglesia? Perfecto!! ahora ore más...

El músico cristiano, el director de música, etc. ¿domina tan bien su Biblia como su instrumento?

¿Cuantos himnos conoce su congregación?


A lo largo de mi corta vida he encontrado hermosos himnos que son de gran bendición y edificación a mi vida, aunque en los himnarios encontramos como 400 himnos, la congregación solo conoce, siendo optimista un 20%.

Saber que el himno tenía un mensaje , entonces es menester comprender perfectamente el mensaje para después trasmitirlo lo más fielmente posible.

Conocer el trasfondo de los himnos puede ayudar al director de canto (u otro), a comentar algo sobre el himno antes de dirigir a toda la congregación, de manera que los hermanos sepan y sientan lo que están cantando. Que hagan del himno parte suya.

Orar para que Dios esté guiando y preparando a creyentes fieles e idóneos para el ministerio de la música. Para que la música en la iglesia sea el medio que Dios use para transformar sus vidas para gloria y honra de El y no de la persona o la música misma.

Nunca abandonar o despreciar la riqueza contenidas en los himnos, o prontamente estarán pobres en alabanza.

La mayoría de los músicos actuales en pos de alcanzar mayor popularidad y aceptación, no se comprometen demasiado doctrinalmente, y los resultados están a la vista, unas letras superficiales, melodías pegadisas y fáciles de recordar pero poco espirituales

Si bien cada uno tenemos nuestros gustos, preferencias y convicciones TODOS tenemos un compromiso con Dios:

"Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos" Mr. 12: 29-31 (RV 1960)

Cuando la música estimula al cuerpo, lógicamente desagrada al Espíritu. Esto nos lleva a razonar que con música movida o de ritmo, no podemos alabar a Dios, ya que el Espíritu se contrista (Efesios 4:30).

Efesios 5:19 "Hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones".

Que nuestra música sea con salmos, himnos y cánticos espirituales.

2 Corintios 2:11 "Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones".

Hermanos, debemos poner un límite al mundo para que no entre en nuestras iglesias.

1 Corintios 14:40 "Pero hágase todo decentemente y con orden".

Todo ritmo que altere el orden en la iglesia debe ser eliminado de nuestras iglesias.

1 Corintios 1:21 "Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la LOCURA DE LA PREDICACIÓN".

Preparado y Compilado por el pastor Ezequias Garcia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.