martes, 20 de abril de 2010

Sobre la predestinacion

Predestinación o libre albedrio

Un tratado sobre un tema que ha dividido a los creyentes

Preparado por el Rev.Ezequias Garcia

Introducción:

La Predestinación, ha sido motivo de controversia por muchos siglos entre los cristianos trayendo en ocaciones divisiones y confucion entre el pueblo de Dios. Entendemos que el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo ha sido revelado en las escrituras para que el hombre tenga la oportunidad de ser salvo. Romanos 10:14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? No obstante el enemigo ha tratado de complicar la sencillez de la predicacion y la posibilidad de ser entendido y aceptado por todos, tecnicismo de todo tipo han sido usados por el diablo para obstaculizar las buenas nuevas de salvacion.

Significado:

- "Predestinación" [pro-or-id'zo], palabra griega que significa el haber sido pre-determinado o destinado de antemano.


La palabra “predestinar”, significa, destinar anticipadamente una cosa para un fin. Sinónimos de “predestinar”, son escoger, elegir, designar, hacer propósito, sentenciar, reservar, consagrar.


- Es el plan por medio del cual Dios estableció el destino de los salvados desde antes de la fundación del mundo.

Todos los hombres nacen condenados y todos son hijos de ira y necesitan la salvación que es por medio de Cristo...

Efesios 2:1-5 Y de ella recibisteis vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 En que en otro tiempo anduvisteis conforme á la condición de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora obra en los hijos de desobediencia: 3 Entre los cuales todos nosotros también vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos; y éramos por naturaleza hijos de ira, también como los demás. 4 Empero Dios, que es rico en misericordia, por su mucho amor con que nos amó, 5 Aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo; por gracia sois salvos.

El hombre que escucha el mensaje necesita:

a. Creer al evangelio de Cristo para ser salvo,

b. Recibir a Cristo por medio de la fe

c. Permanecer en la fe hasta el fin.

La salvación de los escogidos...

1. Planeada -antes de la fundación del mundo (elección y predestinación)
2. Completada -en la expiación de Cristo (consumado es .. ) luego la resurrección para confirmación.
3. Aplicada / recibida -cuando el pecador viene a Cristo. (justificado / sellado cuando creísteis)
4. Manifestada -¡en el último día, cuando Cristo venga! “en esperanza (futuro) fuimos salvos (pasado)

Todo este proceso de salvación (elección y predestinación, conversión, adopción, glorificación, etc) es solo por los méritos de Cristo y su obra expiatoria. Como pueden ver fuimos escogidos "en Cristo" y por "medio de Cristo", para estar "en Él".

Capitulo I Comienzo del conflicto

La predestinación calvinista es la enseñanza que cree que el eterno destino de una persona viene predeterminado por la inalterable ley de Dios.

Agustín de Hipona (354-430) El conflicto sobre la predestinación tiene sus inicios en los escritos del filósofo Agustín de Hipona (354-430) Durante nueve años, del 373 al 382, se adhirió al maniqueísmo, filosofía dualista persa, muy extendida en aquella época por el imperio romano. Su principio fundamental es el conflicto entre el bien y el mal. Fue ordenado sacerdote de la iglesia catolica romana el año 391, y consagrado obispo de Hipona en el 395, a los 41 años, cargo que ocuparía hasta su muerte. Agustín desarrolla sus teorias sobre el pecado original y la gracia divina, soberanía divina y predestinación.

El punto principal de Agustin era que si Dios esperaba algo de El, Dios tendria que darle lo que esperaba de El. Su frace era: “ Oh Dios, manda lo que sea tu voluntad, pero concede lo que mandas”.

Según Agustin, a causa de la caída el pecado se ha convertido para el hombre en algo inevitable, por su naturaleza corrupta no puede cumplir los mandamientos de Dios. Si un hombre es tan pecaminoso que no puede coperar en su propia salvación, surge la pregunta. ¿ Por que se salvan algunos hombres y otros no?. La respuesta según Agustin es que Dios ha predestinado algunos hombres a la vida eterna y a estos les da tanto el deseo como la capacidad de creer en Cristo, lo cual hacen a causa de la elección de Dios y no la de ellos. En cuanto a los que no se salvan, es porque están predestinados a condenación eterna. A esto se le llama doctrina de doble predestinación; según El no podemos discernir las razones de Dios para salvar a quienes Dios elija a discreción de su voluntad.

Agustín creía que los no convertidos carecían de libre albedrio, en cambio los cristianos si tenían por lo menos la capacidad para elegir hacer lo bueno, o sea la gracia cura la voluntad de tal manera que puede amar la justicia.

Pelagio. siglos IV y V d. C. En los días de Agustín de hipona se le opuso Pelagio. un monje britano, ascético y reformista, que vivió entre los siglos IV y V d. C. Sufrió una dura persecución por parte de la Iglesia de Roma tras fundar una nueva corriente del Cristianismo (considerada herética por ésta) que negaba el dogma del Pecado Original. Paradójicamente, antes de esto había gozado de cierta popularidad entre la curia romana y el propio San Agustín de Hipona, que luego sería uno de sus más feroces críticos, llegó a definirle como «santo varón».

Creía Pelagio que el hombre era capaz por su propia fuerza de guardar cualquier mandamiento que Dios le diera, seria incongruente que Dios diera al hombre un mandato que no pudiese obedecer.

El punto principal de pelagio era la libertad de la voluntad. El hombre al verse enfrentado a tomar la decisión entre pecar o no pecar puede escoger cualquiera de las dos direcciones. El hombre tiene la capacidad en absoluto de hacer el bien o el mal. Decía El que si no pudiéramos guardar todos los mandamientos de Dios no seria justo de su parte exigir su cumplimiento perfecto por parte del hombre.

Pelagio creía en la gracia de Dios, creía que la gracia divina es manifestada a todos a travez de la libertad que Dios le ha dado al hombre, “ La capacidad natural del hombre para guardar los mandamientos de Dios de por si es una expresión de la gracia de Dios, su defensa era que si el hombre no tiene libertad para obrar conforme a su libre albedrio, ¿Cómo puede Dios hacerle responsable de sus acciones?

Capitulo II La controvercia continua

Martín Lutero (Alemania, 10 de noviembre de 1483 – 18 de febrero de 1546). Fraile católico Agustino Recoleto y reformador religioso. Su exhortación para que la Iglesia regresara a las enseñanzas de la Biblia impulsó la transformación del cristianismo; (aunque conservó algunas enseñanzas católico romanas que hoy descartamos pues son falsas).

Lutero enseñaba que la salvación es un regalo exclusivamente de Dios, dado por la gracia a través de Cristo y recibido solamente por la fe. En los días de la reforma la controversia entre Agustín y Pelagio hizo erupción con vigor renovado. Lutero apoyó las opiniones de Agustín de que la voluntad no era libre; su obra “La esclavitud de la voluntad” muestra la pasión de este debate, Lutero argumentaba que el hombre es pasivo en la salvación porque se trata de una obra soberana de Dios, el simple hecho de admitir que el hombre recibe la gracia divina por el ejercicio de su libertad de elección disminuye el valor de la gracia de Dios.

Todos los hombres decía Lutero son esclavos del pecado y si uno de ellos cree es porque Dios lo eligió para salvación y obró en El una gracia especial para que esto sucediera. Decía que por supuesto la voluntad del hombre esta involucrada en la salvación, pero es la acción de Dios sobre la voluntad lo que hace que el hombre busque a Dios. Una persona no se salva por tener fe sino porque Dios le escogió decía Lutero, y Dios actuó en la voluntad del hombre para traerle a la Fe.

Martin Lutero hablaba de la voluntad revelada de Dios y por otro lado del propósito secreto y oculto de Dios o voluntad secreta, según El por un lado Dios insta al hombre a que crea y se arrepienta, pero por el otro lado tiene planeada la condenación de la mayoría de ellos. Dios según lutero le concede solo a algunos pocos la capacidad para creer el evangelio.

Erasmo de Rotterdam, conocido como Desiderius Erasmus Rotterdamus (1466- 1536). Filólogo y teólogo holandés, autor de importantes obras en latín. Erasmo comenzó a rodearse de quienes pensaban igual que él y rechazaban los abusos de la Iglesia. La fama de Erasmo se extendió progresivamente por toda Italia.

Martín Lutero y Erasmo de Roterdam habían sido amigos. Lutero dijo en muchas oportunidades que una de sus fuentes de inspiración era la traducción que Erasmo había hecho de la Biblia; “Erasmo puso el huevo y Lutero lo encubó” nos dicen los historiadores pero esta confrontación termino su amistad. Erasmo escribió un libro criticando la posición de Lutero de que la voluntad no era libre, el libro tiene por titulo: “Diatriba sobre el libre albedrio”.

Los postulados de Erasmo decían que el hombre puede por su propia voluntad escoger alejarse del pecado y volverse a Dios, decía Elección libre es un poder de la voluntad humana por medio del cual el hombre puede aplicarse con determinación a las cosas que conducen a la vida eterna, o por el contrario alejarse de ellas. La gracia es imprescindible para la salvación pero el hombre tiene el poder de decidir si inicia su relación con Dios. Por la caída el hombre es debilitado y sus poderes quedan bastante inhabilitados, su naturaleza posee alguna capacidad para el conocimiento y la inclinación hacia Dios.

Erasmo creía que todo lo que Dios ordena hacer al hombre, el hombre puede hacerlo citaba Mateo 23:37… “y no quisiste”.

Capitulo III Se definen los dos polos

Juan Calvino (10 de julio de 1509 – 27 de mayo de 1564), teólogo francés, considerado uno de los padres de la Reforma Protestante. Más tarde, las doctrinas fundamentales de posteriores reformadores se identificarían con él, llamando a estas doctrinas “Calvinismo”. En 1532, se doctora en Derecho en Orléans. Durante su paso por los claustros universitarios tomó contacto con las ideas humanistas y reformadas. En abril de 1532, cuando contaba 22 años de edad, publicó un comentario sobre el De Clementia de Séneca, trabajo que puso en evidencia sus dotes como pensador. No está claro, del todo, el momento en que Calvino se convierte al protestantismo.

Con poco más de 20 años adoptó los puntos de vista de Lutero: Negación de la autoridad de la iglesia de Roma por derecho divino, negando la sucesión apostólica desde el apóstol Pedro, y dando primordial importancia de la Biblia como única regla de fe y conducta ("Sola fides, sola Scriptura"), destacando la doctrina de la justificación del hombre por medio de la gracia.

Calvino estaba de acuerdo con Lutero en que la voluntad de los no convertidos estaba atada a servidumbre. Dios según Calvino elige algunos para vida eterna y otros a reprobación. Esta teoría se define como el decreto eterno de Dios por el cual determinó consigo mismo lo que quería que llegase a ser cada hombre, vida eterna es ordenada para algunos; condenación eterna para otros. Según El la razón para la elección Divina es inescrutable pero no arbitraria. Según Calvino Dios predestino la caída de Adán, a esto le llamo el decreto terrible.

En un peculiar sínodo convocado por los calvinistas, se acordaron los Cinco puntos del calvinismo que siguen vigentes hasta el día de hoy entre los que tienen tales teorías.

Los famosos Cinco puntos del Calvinismo son:

1- La miseria total del hombre: esto es que debido a que el hombre hereda el pecado de adan y es por naturaleza hijo de ira, la corrupcion esclaviza su voluntad y es incapaz de escoger entregarse a Dios. Por tanto si alguno se salva es porque Dios le a elegido a El.

2- La elección incondicional de Dios: afirma que la razón de que alguno se salve es que Dios les eligio para vida eterna, los otros son condenados a muerte eterna.

3- La expiación limitada: Esto deduce que Cristo no murió por todos los hombres en general sino que solo se entrego por la iglesia, la comunidad de los elegidos.

4- La gracia irresistible: con esta frase se quiere demostrar que cuando Dios aplica su gracia salvadora a los elegidos, la gracia es irresistible porque aniquila toda disposición para resistirla, o sea que alguien puede salvarse aunque no lo desee hacer. La gracia de Dios según esta idea siempre vence la resistencia de los elegidos.

5- La perseverancia de los santos: por los cuatro puntos anteriores los calvinistas deducen que los santos van a perseverar en la fe para siempre, ninguno de los elegidos se perderá, o sea una vez salvo siempre salvo.

Jacobo Arminio, (1560–1609) fue un teólogo holandés, escritor y profesor de la Universidad de Leiden. Arminio estudio bajo la dirección de Theodore Beza en Ginebra quien era un seguidor del calvinismo, pero pronto tomo una postura contraria a esta teoría al estudiar individualmente las sagradas escrituras, interesándose por la doctrina del libre albedrio. Arminio plantó la semilla de lo que sería la controversia con las tesis de los seguidores de Juan Calvino.

En oposición al Calvinismo Arminio definió sus Cinco artículos que fueron presentados atravez de lo que se conoce como ‘El manifiesto de Jacobo Arminio’.

El manifiesto de Arminio:

1- Dios eligió salvar a todos los que creen y perseveran en la Fe, todos los demás están en pecado y serán condenados.

2- Cristo murió por todos los hombres de tal modo que ha obtenido por su muerte en la cruz redención y perdón de pecados para todos los hombres que lo reciban por la fe, solo así pueden disfrutar de lo que Cristo conquisto para ellos.

3- El hombre no tiene gracia salvadora en si mismo, ni por su libre albedrio, por cuanto esta en estado de esclavo del pecado no puede por si mismo ser libre del pecado sin la ayuda de Dios.

4- Sin la operación de la gracia, el hombre no puede hacer el bien, pero la gracia no es irresistible por cuanto los hombres han resistido al Espíritu Santo.

5- Los creyentes participan de la vida eterna y tienen poder para luchar contra Satanás. Sin embargo pueden resbalar y caer al punto de perder su salvación. ( esta cuestión, decía Arminio, debe ser determinada de manera mas particular sobre la base de las Escrituras antes que nosotros podamos enseñar esto bien persuadidos en nuestra conciencia )

Estos argumentos de Arminio eran respaldados por pasajes bíblicos.

1 Juan 2:2 (Reina-Valera 1960) Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

Hechos 7:51 (Reina-Valera 1960) !Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros.

Juan Wesley (17 de junio de 1703 - † 2 de marzo de 1791), pastor anglicano y teólogo cristiano británico. Nacido en Epworth, Lincolnshire, fue uno de los primeros líderes del movimiento metodista cuyo desarrollo inicial está vinculado a su biografía. Se distinguen, en este sentido, tres etapas: la primera, cuando junto con su hermano Charles funda el Holy Club (Santo Club); la segunda, cuando realiza su viaje a Savannah, Georgia (EE. UU.); y la tercera cuando regresa a Inglaterra.

Juan Wesley viajo a Estados Unidos, donde conoce a los Moravos. En el año 1738 comparte con sus amigos la experiencia de la santificación, ya que su creencia era que una vida disciplinada hacía que uno agradara a Dios, por tanto, los moravos y él comienzan a orar para que Juan sea santificado, tiene la experiencia y fue usado por Dios en un nuevo tiempo de avivamiento y mover del Espíritu Santo. Según los teólogos, los siguientes patrones son evidencias del avivamiento:

  1. Oración intensa

  2. Predicación poderosa de la Palabra

  3. Manifestaciones sobrenaturales.

  4. Conversión de la gente.

  5. Cambio social.

  6. Involucramiento de los creyentes en el ministerio.

Cuando Wesley muere en 1792, había 140.000 personas en la membresía de la Iglesia Metodista. La tarea que hizo afirmar y mantener a la gente fue el discipulado. En Gales se vivió un avivamiento nacional donde en seis meses se convirtieron cien mil personas. Los Wesley tenían un grupo que se llamaba “las sociedades” que contaban con tres reglas:

  1. No hacer daño alguno

  2. Hacer todo el bien que se pueda

  3. Atender a las ordenazas de Dios

El otro grupo eran “Las Bandas” Eran grupos pequeños. Estos se reunían una vez por semana, llegaban puntualmente, comenzaban con un canto u oración, compartían testimonios y dificultades en la vida cotidiana. Nombraban a un líder para dirigirlos.

La otra era “La Sociedad Selecta” Estaba compuesta por líderes. Las clases eran doce personas, las cuales estaban encargados de juntar ofrendas para los gastos, tenían estudios bíblicos específicos. De estas clases se levantaron ocho mil líderes. Wesley decía que las personas después de su conversión necesitaban un proceso de crecimiento en la gracia y conocimiento de las cosas de Dios, este proceso se llama discipulado.

Formó un grupo llamado “Sociedad para los Nuevos Contactos” y el otro “Sociedad para los Penitentes”, el primero predicaba a los nuevos convertidos y el segundo se encargaba de rescatar a los que se apartaban de la Iglesia.

Wesley fue un encarnizado enemigo de la teoria de la predestinacion, la describia como una enseñanza diabolica, que convertia a Dios en mas malo y falto de compacion que el diablo. A continuacion describimos la posicion de Wesley ante el calvinismo:

El teologo Juan Wesley insistio en que el calvinismo enseña que por decreto Divino la mayor parte de la humanidad es condenada a muerte sin posibilidad alguna de redencion; nadie puede salvar a la humanidad sino solo Dios y el no esta dispuesto a salvarlos a todos. Desir que Dios ha decretado no salvarles equivale decir que ha decretado condenarles. Llamesele como se le quiera llamar: Eleccion, Predestinacion o reprobacion… al final de cuentas es la misma cosa… por virtud de un decreto eterno e inalterable de Dios, según los calvinistas una parte de la humanidad se salvara de manera infalible, y el resto se condena con la misma infalibilidad y sin oportunidad ninguna.

Juan Wesley concluyo que esto haria vana toda predicacion del evangelio. Ues seria innecesaria para los elegidos e inutil para los no elegidos, por tanto si esto fuera asi seria inserbible toda predicacion del evangelio. Según Wesley la teoria calvinista de la predestinacion es “ una doctrina llena de blasfemia “. Presenta a nuestro Señor como un hipocrita, un engañador de las gente, un ser carente de sinceridad corriente. Esta es una blasfemia decia Wesley que hace zumbar los oidos de cualquier cristiano. Los calvinistas presentan a Dios como un ser peor que el diablo; mas falso, mas cruel y mas injusto… dicen los calvinistas que lo van a demostrar con las escrituras. ¡ espere un momento ¡ ¿Qué es lo que va a demostrar por la biblia? ¿Qué Dios es peor que el diablo? No Puede Ser.

Wesley recalco la libertad de la voluntad, su fuerte conviccion era que una persona salva podia arruinarse hasta caer en la perdicion eterna. Dios da gracia suficiente para perseverar, pero depende de nosotros resibir o no esta gracia, en cualquier momento podemos elegir en contra de Dios y caer en la perdicion.

Capitulo IV La Evidencia Biblica

Capacidad del hombre para decidir voluntariamente

Mateo 23:37 (Reina-Valera 1960) !!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! !!Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!

Hechos 7:51 (Reina-Valera 1960) !Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros.

Sobre Expiacion ilimitada

1 Juan 2:2 (Reina-Valera 1960) Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

Condicion para disfrutar el beneficio de la salvacion- “resibirlo”

Juan 1:12-13 (Reina-Valera 1960) v12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; v13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

Mateo 7:21 (Reina-Valera 1960) v 21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos

Los cristianos tienen la obligación de mantener un estilo de vida no pecaminoso, a través del poder del Espíritu Santo, y la pena por no hacerlo es la muerte.

Rom 8:12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; v13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. v14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

Sobre la perseverancia de los santos (salvo siempre salvo), necesidad de permanecer en El sino seremos cortados

Col 1:21-23 v21 Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado v22 en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; v23 si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.

Juan 15:1-6 (Reina-Valera 1960) v1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. v2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. v3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. v4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. v5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. v6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.

Juan 8:51 (Reina-Valera 1960) De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte.

Hebreos 10:38 (Reina-Valera 1960) Mas el justo vivirá por fe;

Y si retrocediere, no agradará a mi alma.

Lucas 12:42-46 (Reina-Valera 1960)v42 Y dijo el Señor: ¿Quién es el mayordomo fiel y prudente al cual su señor pondrá sobre su casa, para que a tiempo les dé su ración? v43 Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. v44 En verdad os digo que le pondrá sobre todos sus bienes. v45 Mas si aquel siervo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a los criados y a las criadas, y a comer y beber y embriagarse, v46 vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y le castigará duramente, y le pondrá con los infieles.

Hebreos 10:26-29 (Reina-Valera 1960) v26 Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, v27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. v28 El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. v29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

Hebreos 3:7-14 (Reina-Valera 1960) v7 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, v8 No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, v9 Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años. v10 A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos. v11 Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo. v12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; v13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. v14 Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio.

Gálatas 5:4 (Reina-Valera 1960) De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.

Santiago 5:19,20 (Reina-Valera 1960) Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, v20 sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.

Ezequiel 33:10-20 (Reina-Valera 1960) Tú, pues, hijo de hombre, di a la casa de Israel: Vosotros habéis hablado así, diciendo: Nuestras rebeliones y nuestros pecados están sobre nosotros, y a causa de ellos somos consumidos; ¿cómo, pues, viviremos? v11 Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de Israel? v12 Y tú, hijo de hombre, di a los hijos de tu pueblo: La justicia del justo no lo librará el día que se rebelare; y la impiedad del impío no le será estorbo el día que se volviere de su impiedad; y el justo no podrá vivir por su justicia el día que pecare. v13 Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo. v14 Y cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; si él se convirtiere de su pecado, e hiciere según el derecho y la justicia, v15 si el impío restituyere la prenda, devolviere lo que hubiere robado, y caminare en los estatutos de la vida, no haciendo iniquidad, vivirá ciertamente y no morirá. v16 No se le recordará ninguno de sus pecados que había cometido; hizo según el derecho y la justicia; vivirá ciertamente. v17 Luego dirán los hijos de tu pueblo: No es recto el camino del Señor; el camino de ellos es el que no es recto. v18 Cuando el justo se apartare de su justicia, e hiciere iniquidad, morirá por ello. v19 Y cuando el impío se apartare de su impiedad, e hiciere según el derecho y la justicia, vivirá por ello. v20 Y dijisteis: No es recto el camino del Señor. Yo os juzgaré, oh casa de Israel, a cada uno conforme a sus caminos.

Isaías 1:18-20 (Reina-Valera 1960) Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. v19 Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra; v20 si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.

Marcos 13: 13 (Reina-Valera 1960) Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

Capitulo V Concluciones biblicas

Aquellos que creen la teoría de salvo siempre salvo. Dicen que una vez que una persona ha sido realmente salvado no puede, bajo ninguna circunstancia, perder su salvación. Es decir, que es eternamente segura, porque todos sus pecados, pasados y futuros, han sido perdonados. Dicen que, una vez salvado, incluso si entran en un estilo de vida pecaminoso, entonces no perderá su salvación, sino que simplemente pierde la comunión con Jesús. Esto a pesar del hecho de que Hebreos 12:14 dice que "sin santidad nadie verá al Señor". O sea que una vez salvado, la doctrina de la santidad (la santificación) nada más es un extra opcional.


Los siguientes versículos refutar la idea por completo.
En Mateo 7:21, Jesús dijo que sólo aquellos que hacen la voluntad del Padre entrará en el cielo.
¿Qué es la voluntad de Dios? 1 Tesalonicenses 4:3 nos dice que "es la voluntad de Dios que debe ser santificada".
Luego 2 Tesalonicenses 2:13 indiscutiblemente enlaza a la salvación el creer y la santificación, donde dice que "Dios te eligió para ser salvos a través de la santificación del Espíritu y la fe en la verdad".

Los ejemplos siguientes son de los muchos que se pueden utilizar para mostrar claramente que un creyente puede perder su salvación.

La palabra condicional "SI"


Jesucristo nos trajo el Nuevo Pacto y, como todos los pactos, las condiciones deben cumplirse para que los beneficios sean recibidos. En todo el Nuevo Testamento, la palabra "si" se utiliza muchas veces en asociación con la salvación. Cuando las condiciones que Dios pone con estos "si" no se cumplen, entonces el individuo no puede esperar recibir las recompensas porque Dios nunca hace declaraciones inutiles.

En Romanos 8:12-14 dice claramente que los cristianos tienen la obligación de mantener un estilo de vida no pecaminoso, a través del poder del Espíritu Santo, y la pena por no hacerlo es la muerte ...

Rom 8:12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne; 13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. 14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

" Jesús también dejó muy claro que la obediencia es la condición para la salvación.

En Juan 15:10 Él dijo: "Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor...". Evidentemente, si no es obediente al Espíritu Santo entonces no va a permanecer en el amor de Jesús, y será cortado de la vid, tal como dice en Juan 15:6.

Algunos dicen que la palabra "si" no significa "si" todo el tiempo sino que a veces puede significar 'desde'. Si sustituimos "desde" por "si", entonces:
Rom 8:13 se lee
porque si(desde) vivís conforme a la carne, moriréis; mas si(desde) por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

." El verso asi no tiene sentido.
En Hebreos 10:38 dice, "
Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.."
Evidentemente, sólo 'si' tiene sentido en estos dos ejemplos, y ambos niegan la teoría de salvo siempre salvo.

EL siervo fiel y sabio en Lucas 12:42-46


Por favor, lea Lucas 12:42-46 y tenga en cuenta que en esta parábola no sólo se menciona al administrador fiel y sabio.


En cuanto a los versos, tenemos:
Lucas 12:42 - El gerente de la fiel y prudente (obviamente un hombre salvado) está a cargo, mientras que el Maestro (Jesús) está ausente.
Lucas 12:43-44 - Estará a cargo de todas las posesiones del maestro si el maestro vuelve y lo encuentra fiel.
Lucas 12:45-46 - El mismo siervo se le asignará un lugar con los incrédulos, si el maestro regresa y encuentra que ha caído en el pecado y maltrataba a los otros agentes.
Decir que el servidor se le asignará un lugar con los incrédulos deja muy claro que era un creyente inicialmente. Esta parábola muestra claramente que un alma salvada puede perder su salvación.

La vid y los sarmientos de Juan 15


Durante la Última Cena, en Juan 15:1-6, Judas se había ido y Jesús estaba hablando a los once apóstoles restantes y se dirigió a ellos como ramas.

El examen de estos versos podemos ver que --
Juan 15:1 - Sólo hay una vid mencionada, que es Jesús, y Dios es el jardinero.
Juan 15:2-3 – Dios cortara las ramas estériles que no dan frutos.
Juan 15:4-5 - Las ramas (Los Apóstoles) se les dice que deben permanecer en la vid, a fin de dar sus frutos.
Juan 15:6 - Las ramas que no den frutos serán cortadas y se quemaran en el fuego.
Sólo las almas pueden ser salvadas en las ramas de la Viña y de esta parábola de Jesús se puede ver fácilmente que un alma salvada puede ser cortada de la Vid y su final ser en el infierno.

Conciliados, santificados y perseverando en la gracia


Si una persona se ha reconciliado, santificado y persevera en la gracia ', entonces es, sin duda salvó. Los versos siguientes se dan ejemplos de esas personas que se encontraban en esos estados, pero deben perseverar o puede enfrentar el juicio a causa del pecado.

Reconciliado: Col 1:21-23 dice: " Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.

... " Aquí se nos dice de los ex enemigos de Dios, que se reconciliaron, creyentes nacidos de nuevo que serán presentado a Dios sólo si persisten en su fe. Estos individuos son claramente salvo. Una falsa profesión de fe no puede lograr la reconciliación con el Señor. Una vez reconciliado, los creyentes deben seguir en la fe, a fin de llegar al cielo.

Santificado: Hebreos 10:26-29 dice: " Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

... " En estos versículos, podemos ver que un hombre salvó (santificado por la sangre) se enfrentará a juicio si continúa deliberadamente pecado. Si el creyente no puede arrepentirse de su pecado en curso entonces su corazón se endurece contra la condena del Espíritu. Con el tiempo se vuelve más y más difícil que se arrepienta y puede conducir a la pérdida de la salvación final ... Ver Hebreos 3:7-14.

Perseverando en la gracia: Gal 5:4 dice: " De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.

".de los Judios que se habla aquí, después de haber vuelto a la Ley de Moisés, se han alejado de el Señor, y han caído en desgracia. Es evidente que una vez estuvieron "en La Gracia", es decir, que una vez fueron salvos.

UN PAR DE OTROS VERSOS
Santiago 5:19-20 dice: "
Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.

" Hermanos cristianos se les insta a restablecer a hermanos caídos, a fin de salvarlos del infierno.

1 Timoteo 4:16 dice, "
Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

" Obviamente, Si Timoteo no hubiera perseverado entonces habría perdido su salvación.


PERSEVERANCIA - ¿QUÉ ES?
Hay una distinción clara entre el pecado ocasional y un estilo de vida voluntariamente pecaminosa.

1 Juan 2:1 nos dice que los cristianos pecan, y este pecado debe ser tratado como nos dice 1 Juan 1:9... si el cristiano que peca confiesa su pecado a Dios en arrepentimiento entonces es perdonado. Sin embargo, un estilo de vida de pecado habitual pone la salvación de un creyente en juego. Algunos creyentes luchan con el pecado, incluso durante un largo período, pero el hecho de que él está luchando muestra que tiene un corazón arrepentido y Dios lo librará en el tiempo. Esta lucha no puede ser comparada con tener un estilo de vida pecaminoso y diciendo, "Bueno, ese soy yo. Sólo soy humano ". El salario del pecado (no confesado) es la muerte.

Perseverar no es la salvación por las obras: Para salvarce en primer lugar, una persona debe creer y arrepentirse de sus pecados, y esto no se considerarán obras - que es un acto interno de su voluntad. La perseverancia no es más que la confesión en curso, el arrepentimiento y la fe en Jesús. Si la perseverancia es considerada como obra, entonces nuestra confesión inicial y el arrepentimiento para salvarse también deben ser consideradas como obras, y no lo es. La Biblia continuamente nos exhorta a arrepentirnos de todo pecado y caminar en el Espíritu a fin de permanecer en Jesús. Somos salvos cuando nosotros permanecemos en Cristo (nota de Juan 15:1-6). El Espíritu de Dios actúa en nosotros para redarguir, lograr el arrepentimiento y la fuerza en nosotros para resistir el pecado. Con el fin de caminar en la santidad, debemos elegir a perseverar y permanecer en Jesús (Juan 6:28-29 nota sobre la obra de Dios).

Rom 8:35-39 decir que nada en la creación puede separarnos del amor de Dios, ni el hambre, la espada, los ángeles ni los demonios, etc Todas estas cosas son ajenas (externas) a nosotros y las cosas sobre las cuales no tenemos control. Dios promete que nos mantenga a través de estas pruebas como se indica claramente en Hebreos 13:5-6. Sin embargo, estos versos no hablan de la perseverancia interior (de nuestro control de nuestra voluntad) para caminar en la santidad a través del Espíritu. Tenemos la libertad de la voluntad para hacerlo. Dios espera nuestra decisión de entregar a El los controles de nuestra voluntad, Él quiere que actuemos conforme a su propósito bueno... Fil 2:13.

FINALMENTE
El "si" en muchos versos y la sencillez de pasajes como Juan 15:1-6 y Lucas 12:42-46 no puede ser simplemente ignorados. Como los israelitas de la antigüedad, la obediencia (a raíz de las leyes de Dios) es necesaria para cosechar los beneficios de una promesa como se dice en Isaías 1:19-20. Tenga en cuenta la clara advertencia a los justos en Ezequiel 33:12-13. Somos salvos por gracia mediante la fe y para permanecer salvos debemos perseverar en la fe, y deberán mantenerse en un estilo de vida sin pecar deliberadamente, o se enfrentaran a una eternidad sin Cristo.

Nadie puede vivir una vida sin pecado. Todos pecamos de vez en cuando, pero vamos a ser condenados si seguimos habitualmente el pecado. 1 Juan 2:1-2 dice que los cristianos no deben pecar, pero si lo hacemos vamos a tornar a Jesús en arrepentimiento y Él nos perdonará y nos limpiará de él como se dice en 1 Juan 1:9. La palabra "si" en este versículo es crítica... si no confiesan, no le será perdonado.

La elección es nuestra. Le preguntó Si alguien que lea esto tiene a Jesús como su salvador, pero ha pecado y no se ha arrepentido de el, por favor ponte de rodillas y ven a Él en arrepentimiento sincero. Él te ama y está esperando para limpiarte de toda maldad.

Jesús dijo, "el que persevere hasta el fin este será salvo" Marcos 13:13.


En las escrituras podemos ver que el libre albedrio es parte de la gracia. Dios envio a Cristo para morir por los pecados del mundo entero y en su gracia dio al hombre libre albedrio para que pudiera en el uso pleno de la voluntad propia decidir si rechaza o asepta el regalo de la salvacion. El libre albedrio es un don de la gracia, el hecho de que Dios a dado este regalo al hombre no disminuye la maravilla de la redencion, sino que exalta a su Creador amoroso y justo.

Sin embargo.la predestinación no implica la irremediable negación del libre albedrío. La mayoría de los exponentes de la teoria calvinista ha mantenido que sólo es el destino final del individuo el que está predeterminado, no las acciones del individuo, que siguen siendo fruto de la libre voluntad. La teoria calvinista toma una de las dos formas: predestinación única o predestinación doble.

En cuanto a lo que el calvinismo define como expiacion limitada, o sea que Cristo no murio por todos los hombres en general. La esencia de la predicacion del evangelio, la evangelizacion, es que Jesucristo murio por todos y cada uno de los seres humanos 1 jn 1:2

Cristo Jesus sufrio la cruz por todos los hombres pagando por los pecados de todos, pero el pago Dios el padre lo aplica a cada uno de los hombres dependiendo de la decisión personal de cada uno de ellos individualmente de resibir a Jesucristo como su Salvador y Señor. Los hombres viven en rebelion abierta contra Dios antes de su conversión, esto prueba que los hombres no se salvan por el simple hecho de que Cristo murio por ellos sino por la aplicación Divina de la Cruz cuando creen, aunque todos estan incluidos en el sacrificio de Cristo el pago por sus pecados se aplica a medida que las personas responden a la invitacion de Dios a ser salvos.

El calvinismo hace del ser humano un titere. Según su teoria Dios dirige a tal punto la voluntad humana que todos quedamos reducidos a robots, según sus argumentos lo unico que hacemos es actuar en un simulacro, Creen que Dios controla a los seres humanos tal como nosotros controlamos una computadora, y eso es contrario a las enseñanzas de las escrituras, los titeres y las computadoras no tienen voluntad, no pueden amar u odiar, se someten a todas las fuerzas fisicas que actuan sobre ellas, en contraste el hombre tiene emociones, una mente que puede pensar y una voluntad que puede tomar decisiones, hacer del hombre un titere es despojarlo de su dignidad. Dios no ejerce coercion sobre una persona para que crea, no existe ni una sola persona que no quiera ser salva y que Dios la salve de todas maneras porque es elegida, tampoco ha abido ninguna persona a quien le gustaria ser salva pero que no pueda hacerlo porque no es elegida, El Espiritu Convence al mundo de pecado pero no todo el mundo toma la decision de servir a Dios. Como dijo D.L Moody. Los elegidos son todos los que quieren y los no elegidos son los que no quieren.

Ademas, ¿Cómo puede el hombre ser responsable de sus acciones si no tuviera libre albedrio?, ¿Seria justo Dios al llamar a cuentas a un hombre caido, cuando el solo esta actuando conforme a su propia naturaleza? Los hombres hacen elecciones de acuerdo a sus propios deseos. Sus acciones no estan determinadas por Dios como si fueran marionetas. Los hombres hacen lo que quieren hacer y son responsables de ello.

El calvinismo hace incongruente a Dios, según sus teorias Dios ofrece el evangelio a todos los hombres, pero no todos pueden creer. Por ejemplo Lutero como digimos anteriormente creia en una voluntad oculta de Dios, la cual distinguia de la voluntad revelada de Dios desia El. La voluntad revelada era que todos los hombres fueran salvos, pero la voluntad oculta era que la mayor parte de la humanidad fuera condenada. Esto no solo genera un conflicto en la naturaleza de Dios sino que da razon para creer que Dios seria engañoso. Según Lutero Dios ofrece con una mano lo que nos quita con la otra. Que inverosimil creer que Dios tenga una voluntad oculta contraria a su voluntad revelada, haciendo a Dios mentiroso. ¿Cómo armonizan que Dios quiera salvar solo a unos pocos cuando Dios ha revelado que el quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad? 1 Tm 2:4; 2P 3:9.

La justicia de Dios es imparcial, El da oportunidad por igual para todos, el desea que todos sean salvos y les brinda a todos por igual la oportunidad para conocerle y servirle pero no todos deciden seguirle, Dios en su amor salva tantos como puede salvar dentro de la raza culpable de los seres humanos, de acuerdo a todos los aspectos de su naturaleza. El no puede ejercer su poder absoluto para salvar sin tener en cuenta sus demas atributos y sus objetivos eternos.

Capitulo VI Manipulaciones para demostrar lo indemostrable

El uso de pasajes de las escrituras para apoyar argumentos humanos siempre ha sido una debilidad de los seres humanos y el calvinismo no es la excepción. A continuación algunos de los textos mas usados por esta corriente de pensamiento para apoyar sus argumentos y lo que creemos es su verdadero significado y mensaje en armonia con las escrituras

Ef 1:4,5 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, v5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.

‘’enlaza a la salvación el creer y la santificación, donde dice que "Dios te eligió para ser salvos a través de la santificación del Espíritu y la fe en la verdad".

- 2 tes 2:13Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad,

Aquí se nos enseña que Dios ha escojido para salvacion a todos los que por la fe en la verdad, el Espiritu los Santifica. Nos lo explica el verso 14, 15 donde nos manda a perseverar en la fe

- Hch 13:48 y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.

Dios ha ordenado que todos los que crean sean salvos y la fe la produce la palabra de Dios

Todos los que estaban ordenados para la vida eterna, todos los que estaban preocupados por su estado eterno y querían asegurarse la vida eterna, todos ellos creyeron en Cristo, en quien Dios había guardado la vida, y es el único Camino a ella; y fue la gracia de Dios que la obró en ellos. M. Henrry

Todos estamos de acuerdo en que el que cualquier persona crea es una ordenación, una obra del Espiritu santo convenciendo de pecado de justicia y de Juicio.

- Ex 4: 21 … pero yo endureceré su corazón, de modo que no dejará ir al pueblo.

Este verso es usado para tratar de demostrar que hay quienes estan señalados para perderce desde antes de nacer aunque quieran ser salvos. Sin embargo vemos que durante las cinco primeras plagas fue Faraón el que endureció su corazón. En las otras, el Señor se lo endureció a El. Esto refleja el principio de que cuando una persona rechaza la Verdad espiritual que se le ha ofrecido, Dios se la quitará y afirmará su rechazo de la verdad, vea los siguientes versos que afirman esta verdad.

Rom 1:25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. v26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, v27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. v28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen … v32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

2Ts 2:10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. v11 Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, v12 a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

- Romanos 8: 28-30 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. v29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. v30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

Veamos, pues, la secuencia en estos versículos bíblicos mencionados.

Primero: Lo básico, fundamental y eterno es el Propósito de Dios. De no haber habido un propósito de parte de Dios, nada hubiese sido creado.

Segundo: Dios “escrudiña los corazones…” y “a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” (Romanos 8:27-28).

Tercero: A éstos que son llamados, “antes conoció” (Romanos 8:29), esto es, los conoció de antemano, por anticipado, y supo que responderían a Su llamado, pues Dios nos “llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos”, 2 Timoteo 1:9; habiendo sido “elegidos según la presciencia de Dios Padre”, 1 Pedro 1:2.

Cuarto: “A los que antes conoció (a los que conoció de antemano), también los predestinó”, Romanos 8:29. En los cinco versículos bíblicos en el Nuevo Testamento que se usa la palabra “predestinar” en ninguna de ellas se usa aplicada a la salvación del alma, sino que la palabra “predestinar” se usa aplicada a bendiciones y posteriores a la salvación del alma.

Al hombre natural Dios no le predestina ni para salvación, ni para perdición. Al hombre natural Dios le ha dado una voluntad propia, un libre albedrío, para que él tome sus propias decisiones. Quien decide creer en Cristo, se arrepiente de sus pecados, y acepta a Cristo como Salvador, es salvo, es hecho hijo de Dios, y como tal está predestinado para mayores glorias, para “cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman”, 1 Corintios 2:9.

Quien decide rechazar a Cristo, vive en pecado, muere en pecado, está predestinado para el infierno y para el lago de fuego, pues el que no fue hallado en el libro de la vida (en el Cielo), fue lanzado en el lago de fuego “preparado para el diablo y sus ángeles”, Mateo 25:41.

Sobre este tema quisiera que consideremos algunos puntos que nos presenta el Rev.Luis M Ortiz en su libro “El Eterno proposito de Dios”

Está diáfanamente claro en la Biblia que cuando es usada la palabra “predestinación”, o “predestinados”, se está refiriendo, no a inconversos para ser predestinados a la salvación, sino que se está refiriendo, y se les está escribiendo a los cristianos en conjunto, a los ya salvados, a los ya redimidos, a los que voluntariamente aceptaron el Eterno Propósito de Dios de salvarnos en Cristo.

LA PREDESTINACIÓN

La palabra “predestinar”, significa, destinar anticipadamente una cosa para un fin. Sinónimos de “predestinar”, son escoger, elegir, designar, hacer propósito.

En toda la Biblia hay solamente cinco versículos que mencionan la palabra “predestinar”; y estos cinco versículos están en el Nuevo Testamento. Y precisamente, estos son los versículos en los cuales San Agustín y Calvino procuraron encontrar apoyo para la teoría de la llamada predestinación.

En Romanos 8:28, dice: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”. Aquí lo que destaca es el Propósito de Dios. Dios nada hubiera hecho de todo lo que hizo si no hubiera tenido un Propósito para hacerlo. Es decir, si Dios no hubiera tenido un Propósito nadie hubiera sido llamado, y por consiguiente, ninguna cosa le hubiera ayudado para bien a ninguna persona porque Dios no lo llamó por no tener un Propósito para llamarlo.

El Propósito Eterno de Dios al crear todas las cosas, incluyendo al Hombre Redimido, “según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, (o sea, según su propósito) de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos (esto es, en la Eternidad), así las que están en los cielos, como las que están en la tierra”, Efesios 1:9-10.

En Romanos 8:29, dice como sigue: “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”. Nótese que lo primero que dice es, “a los que antes conoció”. En las Sagradas Escrituras tenemos evidencia de que Dios antes de llamar o comisionar a una persona para un ministerio o una responsabilidad, de antemano lo ha conocido, en algunos casos, aun desde que estaban en el vientre de la madre.

Veamos algunos ejemplos: El patriarca Job, refiriéndose a Dios, dijo: “En el vientre me hizo a mí”, Job 31:15. El salmista David, también refiriéndose a Dios, dijo: “Pero tú eres el que me sacó del vientre; el que me hizo estar confiado desde que estaba a los pechos de mi madre”, Salmo 22:9-10; “En ti he sido sustentado desde el vientre”, Salmo 71:6; “Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre”, Salmo 139:13; “Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas”, Salmo 139:16.

El profeta Isaías, como portavoz de Dios, dijo al pueblo de Israel: “Ahora pues, oye, Jacob, siervo mío, y tú, Israel, a quien yo escogí. Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará”, Isaías 44:1-2; “Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo”, Isaías 44:24; “Oídme, oh casa de Jacob, y todo el resto de la casa de Israel, los que sois traídos por mí desde el vientre, los que sois llevados desde la matriz”, Isaías 46:3; “Jehová me llamó desde el vientre, desde las entrañas de mi madre tuvo mi nombre en memoria”, Isaías 49:1; “Ahora pues, dice Jehová, el que me formó desde el vientre para ser su siervo”, Salmo 49:5.

Nuevamente el profeta Isaías por inspiración divina, más de cien años de anticipación, llama por su nombre al rey Medo-Persa que habría de tomar por asalto la ciudad de Babilonia, que a su vez era la sede del imperio Babilónico, la noche de fiestas y orgías que Belsasar celebraba. Y dice la profecía bíblica: “Así dice Jehová, tu Redentor... que dice a Jerusalén: Serás habitada; y a las ciudades de Judá: Reconstruidas serán, y sus ruinas reedificaré... que dice de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero, al decir a Jerusalén: Serás edificada; y al templo: Serás fundado. Así dice Jehová a su ungido, a Ciro, al cual tomé yo por su mano derecha, para sujetar naciones delante de él… Yo iré delante de ti… para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre”, Isaías 44:24 - 45:3. El profeta Jeremías, dijo: “Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo: Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones”, Jeremías 1:4-5.

El ángel del Señor le dijo al sacerdote Zacarías mientras ministraba en el templo: “Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan… será grande delante de Dios… y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre”, Lucas 1:13-15. Y el apóstol Pablo escribió: “Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia, revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles”, Gálatas 1:15-16.

REDENCIÓN MEDIANTE JESUCRISTO

Amados, y ninguno de estos hombres mencionados anteriormente, ni Job, ni David, ni Isaías, ni Jeremías, ni Juan el Bautista, ni Pablo, ni a ningún otro hombre en la Biblia predestinó Dios para ser salvo, o para ser perdido. Es que Dios conoce, anticipadamente desde la concepción y el embrión, cómo es que va a responder cada persona a su Eterno Propósito de Redención mediante su Hijo Jesucristo.

Y este conocimiento previo o anticipado de Dios es llamado en la Biblia, “la presciencia de Dios”, 1 Pedro 1:2; Hechos 2:23. El apóstol Pedro escribe: “Elegidos según la presciencia de Dios”. Es decir, que Dios elige, escoge, llama, a aquellos que Él sabe de antemano, o por anticipado, que van a responder positivamente a su elección o llamado. Y el propio apóstol Pedro, en el día de Pentecostés (Hechos 2:22-23), responsabilizando a los judíos de haber matado a Cristo, les señale que Dios sabía anticipadamente cual sería la actitud de ellos y les dice: “Varones israelitas, oíd, estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios... como vosotros mismos sabéis; a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole”.

Volvemos a Romanos 8:29, notemos la divina secuencia en este asunto: “Porque a los que antes conoció”. Ahí está su Presciencia, su Conocimiento anticipado; y por este conocimiento anticipado Él sabe quién va a responder positivamente a su llamado, y quién va a rechazar su llamado, pues Dios no escoge, elige o predestina a nadie para ser salvo o para ser perdido. Esta decisión tiene que tomarla el individuo mismo. En 1 Timoteo 2:4, claramente dice que Dios “quiere que todos los hombres sean salvos”, pero no todos los hombres quieren ser salvos. En 2 Pedro 3:9, dice que el Señor “es paciente... no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”; pero no todos quieren arrepentirse. Y en Apocalipsis 22:17, el Espíritu Santo y la Iglesia dicen: “El que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente”; pero no todos vienen, y no todos quieren. A los tales, con amor el Señor, les dice: “Y no queréis venir a mí para que tengáis vida”, Juan 5:40. Pero con justicia, también les dice: “Si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos”, Isaías 1:20.

Toda la raza humana, todos los hombres, todas las mujeres son invitados para venir a ser elegidos o escogidos de Dios; y pueden serlo si ellos escogen, eligen y se deciden por Dios.

Aún en el Antiguo Testamento, además de muchos otros versículos similares, Dios invita, y dice: “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más”, Isaías 45:22. Y por medio del propio profeta Isaías, Dios reitera: “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana”, Isaías 1:18.

Y en los cuatro Evangelios, y en todo el Nuevo Testamento son muchas las invitaciones del Señor para todos en general. La primera invitación del Señor está en el primer libro del Nuevo Testamento, San Mateo 11:28, con mucho amor Él dice: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”. Y la última invitación del Señor, igualmente con amor para todos, se encuentra en el último libro del Nuevo Testamento, y de la Biblia, o sea Apocalipsis, y dice: “El que tiene sed venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente”, Apocalipsis 22:17. Pero, como ya hemos señalado, para los que rechazan su amor, el Señor, con mucha firmeza y justicia, les dice: “Si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos”, (Isaías 1:20); y a “los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte será en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”, Apocalipsis 21:8.

Así que, está bien claro en las Sagradas Escrituras, que no es que Dios predestina a unos para ser salvos, y a otros para ser perdidos, sino que unos y otros hacen su propia elección y toman su propia decisión, y cada quien cosecha los frutos de su propia elección y decisión: el que cree y acepta a Jesucristo es salvo; el que no cree y rechaza a Jesucristo es perdido, en ambos casos eternamente.

Pero sigamos en estos versículos del capítulo ocho de la epístola del apóstol Pablo a los Romanos, que son los versículos en los cuales San Agustín, Calvino, y otros hoy día pretenden encontrar apoyo.

“Porque a los que antes conoció”. La palabra o verbo “conocer”, significa, entender y saber por el ejercicio de las facultades mentales e intelectuales y por experiencia la naturaleza, cualidades y relaciones de las personas y las cosas. Tener trato y comunicación con alguno. Entender y conocer un asunto o persona con facultad legitima para ello.

¡Y Dios, el creador, siempre ha reunido con excelencia y perfección, todas y muchas otras cualidades que le capacitan para conocer y saber a la perfección; que nada, ni nadie escapa a su conocimiento! Y por esta razón el Espíritu Santo inspiró al apóstol Pablo para escribir: “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables (incomprensibles) son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? ¿O quién le dio a Él primero, para que le sea recompensado? Porque de Él, y por Él, y para Él, son todas las cosas. A Él sea la gloria por los siglos. Amén”, Romanos 11:33-36.

“UNA VEZ SALVO, SIEMPRE SALVO”: UN SUB-PRODUCTO DE LA PREDESTINACIÓN

El término “predestinación” fue mal interpretado y mal aplicado desde los tiempos de San Agustín. “Predestinado”, se le decía, y se le dice a aquel individuo que supuesta e incondicionalmente se salvará según un supuesto decreto de Dios. Y según la teoría de San Agustín, a aquellos que Dios no predestina para ser salvos, los deja, los abandona en su merecida condenación y perdición. ¡Nada más lejos del Amor, de la Justicia, de la Sabiduría de Dios, de la contundente evidencia bíblica y de la experiencia personal!

Está diáfanamente claro en la Biblia que cuando es usada la palabra “predestinación”, o “predestinados”, se está refiriendo, no a inconversos para ser predestinados a la salvación, sino que se está refiriendo, y se les está escribiendo a los cristianos en conjunto, a los ya salvados, a los ya redimidos, a los que voluntariamente aceptaron el Eterno Propósito de Dios de salvarnos en Cristo, “a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable”, 1 Pedro 1:8. “Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que los edificadores desecharon (voluntariamente), ha venido a ser la cabeza del ángulo; y: piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados”, 1 Pedro 2:7-8.

Así como aquel que cree en Cristo, desde el momento que voluntariamente recibe a Cristo es hecho hijo de Dios, heredero de Dios y coheredero con Cristo (Romanos 8:17), y por causa y virtud de su vida transformada por el nuevo nacimiento en Cristo, desde ese momento queda destinado o predestinado para recibir mayores bendiciones y recompensas en el Cielo (1 Corintios 2:9), desde luego si permanece fiel; de la misma manera, el que no cree en Cristo, el que voluntariamente rechaza a Cristo, por causa de su propia desobediencia, hace de Cristo una piedra de tropiezo, y por lo mismo, se está destinando o predestinando a sí mismo para caer en el lugar destinado o predestinado para los desobedientes, incrédulos, rebeldes y pecadores: el lago de fuego que arde con azufre (Apocalipsis 20:15; 21:8).

A la persona que le hacen creer que Dios le predestinó para ser salvo, la tal persona descarga en Dios toda responsabilidad por la salvación; no se ocupa de la salvación como nos advierte Dios en su Palabra; sigue amando al mundo y las cosas del mundo. Y para que la persona esté tranquila y confiada en su supuesta predestinación, se le suministra un sub-producto de la llamada predestinación, diciéndole que “una vez que uno es salvo, es siempre salvo”. ¡Y resulta que el remedio es peor que la enfermedad!

En las Sagradas Escrituras la salvación del alma es comparada con el resplandor de la gloria de Dios en nuestros corazones; y también se nos dice que “tenemos este tesoro en vasos de barro”, 2 Corintios 4:6, 7. De un valor tan incalculable y eterno es la salvación del alma, que el Señor, dijo: “Porque ¿qué aprovechara al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?”, Mateo 16:26.

Por esta razón el apóstol Pablo, escribe: “Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido... ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor”, Filipenses 2:12.

Y en Hebreos 2:3, leemos: “¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” La respuesta es: ¡No hay escape!

Todos estos versículos, y los siguientes, nos demuestran que la salvación es un tesoro que Dios ha puesto en vasos de barro (nuestro cuerpo), pero que Dios también puede retirar el tesoro del vaso que se torna en vaso de deshonra y de pecado.

A la persona que le hacen creer que Dios le predestinó para ser salvo, la tal persona descarga en Dios toda responsabilidad por la salvación; no se ocupa de la salvación como nos advierte Dios en su Palabra; sigue amando al mundo y las cosas del mundo. Y para que la persona esté tranquila y confiada en su supuesta predestinación, se le suministra un sub-producto de la llamada predestinación, diciéndole que “una vez que uno es salvo, es siempre salvo”. ¡Y resulta que el remedio es peor que la enfermedad!

En las Sagradas Escrituras la salvación del alma es comparada con el resplandor de la gloria de Dios en nuestros corazones; y también se nos dice que “tenemos este tesoro en vasos de barro”, 2 Corintios 4:6, 7. De un valor tan incalculable y eterno es la salvación del alma, que el Señor, dijo: “Porque ¿qué aprovechara al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?”, Mateo 16:26.

Por esta razón el apóstol Pablo, escribe: “Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido... ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor”, Filipenses 2:12.

Y en Hebreos 2:3, leemos: “¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” La respuesta es: ¡No hay escape!

Todos estos versículos, y los siguientes, nos demuestran que la salvación es un tesoro que Dios ha puesto en vasos de barro (nuestro cuerpo), pero que Dios también puede retirar el tesoro del vaso que se torna en vaso de deshonra y de pecado.

“Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo”, Hebreos 3:12. “Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio”, Hebreos 3:14. “Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”, Mateo 24:13, cualquiera que se rebela, y no persevera… no tiene a Dios (es decir, perdió a Dios, perdió la salvación). “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres”, Gálatas 5:1. “Así que, hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor”, Filipenses 4:1. “Para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo”, Colosenses 1:10. “En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”, Colosenses 1:14. “Si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído”, Colosenses 1:23. “Para que estéis firmes, perfectos y completos en todo lo que Dios quiere”, Colosenses 4:12.

Amados, “porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y las poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio”, Hebreos 6:4-6. “Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió… no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios… ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?... ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!”, Hebreos 10:23-31. “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor”, 12:28-29.

Amados, cuando Moisés pidió a Dios que perdonara el pecado del pueblo de Israel por haber adorado el becerro de oro, Moisés oró y dijo: “Te ruego, pues este pueblo ha cometido un gran pecado, porque se hicieron dioses de oro, que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito. Y Jehová respondió a Moisés: Al que pecare contra mí, a este raeré yo de mi libro”, Éxodo 32:31-33.

En el mensaje a la iglesia de Sardis, el Señor le dice. “El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida”, Apocalipsis 3:5.

Y concluyendo el texto sagrado de la Biblia el Señor Jesucristo, dice: “Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro”, Apocalipsis 22:19.

¿Ve usted, amigo lector? Dios tiene un libro; el Libro de la Vida. En este libro son escritos los nombres de los fieles a Dios, que aman y adoran a Dios; y a la vez NO están escritos en este libro los que no adoran a Dios, sino a sus dioses falsos. Apocalipsis 13:8; 17:8.

¿Ve usted, amigo lector? Dios escribe los nombres de los salvos, de los fieles, de los santos, en el Libro de la Vida los nombres de los que se descarrían, de los infieles, de los que se vuelven al pecado.

¿Ve usted, amigo lector? La teoría de la predestinación no ha pasado de ser eso mismo, una mera teoría. Y el subproducto de “una vez salvo, siempre salvo”, no ha pasado de ser una falacia, un cruel engaño.

¿Ve usted, amigo lector? Dios da, y Dios quita. Dios da al fiel y al humilde, y quita al infiel y al soberbio.

¿Ve usted, amigo lector? La salvación del alma no es incondicional. Conlleva condiciones establecidas por Dios el Dador. Cada bendición que Dios da en Su amor y en Su gracia, está condicionada con una responsabilidad que Dios demanda en Su santidad y en Su Justicia.

“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”, 1 Corintios 15:58.

EL PROPÓSITO DE DIOS PREDESTINADO

Aunque Dios no predestina al individuo, ni para salvación ni para perdición, empero, para Su Eterno Propósito, Él empeñó Su Palabra, y lo predestinó para que con el transcurrir del tiempo fuera iniciado, desarrollado y consumado.

Lo primero que Dios estructuró, ordenó y predestinó fue Su Eterno Propósito. Este es un Propósito Creador para crear la raza humana; un Propósito Redentor para redimir al hombre pecador; un Propósito Regenerador para engendrar hijos; un Propósito Santificador para hacerlos santos; y un Propósito Glorificador para glorificarlos semejantes a Cristo, por la eternidad.

En Lucas 22:22 se nos dice que Jesús fue entregado, “según lo que está determinado” en el propósito de Dios.

En Hechos 2:23 se afirma que Cristo fue “entregado por el determinado consejo (o propósito) y anticipado conocimiento de Dios”.

En Romanos 8:28, se declara que Dios llama “conforme a su propósito”.

En 2 Timoteo 1:9, se establece que Dios “nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo”.

En 1 Corintios 2:7, se nos habla de la “sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta”; y en Efesios 1:8-9, se nos dice “que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, dándonos a conocer el misterio de su voluntad… el cual se había propuesto en sí mismo”, esto es Su propósito.

Quiere decir, que Dios primeramente estructuró, ordenó y predestinó Su eterno propósito para su ejecución en la tierra, y su consumación eterna en el Cielo. Su propósito, sí, fue pre-ordenado y predestinado.

Luego, dentro del Propósito Eterno de Dios, el Logos, el Verbo eterno, nuestro Señor Jesucristo se incluyó a sí mismo, y fue predestinado a Sus padecimientos y a Su obra redentora. Veamos:

En Lucas 22:21-22, dice: “Mas he aquí, la mano del que me entrega está conmigo a la mesa. A la verdad el Hijo del Hombre va, según lo que está determinado”, desde luego, en el propósito de Dios.

En Hechos 2:23, el apóstol Pedro en el día de pentecostés dijo a la multitud: “A éste (a Jesús), entregado por el determinado consejo (el Propósito de Dios) y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole”.

En Hechos 4:24-28, Pedro, y los hermanos reunidos, oraron, diciendo: “Soberano Señor… verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús… para hacer cuanto tu mano y tu consejo (o propósito) habían antes determinado que sucediera”.

En efesios 3:10-11, el apóstol Pablo, escribe: “Para que la multiforme sabiduría de Dios (o sea Cristo) sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia… conforme al propósito eterno que (Dios) hizo en Cristo Jesús nuestro Señor”.

Y en 1 Pedro 1:18-20, leemos: “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir… no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo”. Nuestro Señor Jesucristo, con su obra redentora se incluyó a Sí mismo dentro del Eterno Propósito de Dios. Isaías 6:8, Salmos 40:7,8.

En cuanto al individuo, todos aquellos que rechazan a Cristo, su sacrificio y el derramamiento de Su preciosa sangre en la cruz del calvario, ellos mismos se condenan a sí mismos, “porque no envío a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él. El que en Él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios” Juan 3:17-18.

Conclucion. Podemos estar agradecidos de que ninguno de nosotros necesita preguntarce si estamos o no entre los elegidos. Cuando venimos a Cristo con humildad y fe. El ha prometido resibirnos. Todos los que desean ser salvos lo pueden ser.

Juan 1:12-13. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; v 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

1 comentario:

  1. Muy bueno el tema sin embargo quisiera comentar...
    En el punto 4 del calvinismo hay un malentendido en cuanto a que es irresistible. Ud comenta...*aniquila toda disposición para resistirla, o sea que alguien puede salvarse aunque no lo desee hace...** sin embargo muchos otros comentaristas entre ellos R.C Sproul Y John MacArthur dicen que es irresistible en relacion a la gracia que Dios ofrece al pecador muerto en delitos y pecados, en otras palabras, al pecador le resulta dificil resisitirse a ese grande amor y no le queda mas que rendirse para recibir vida.
    En el cuarto punto hay que distinguir entre *eterna seguridad* y perseverancia de los santos* ya que la primera alude a salvos siemrpe salvos, mas la segunda hace mas referencia a que el creyente persevere hasta el final con la gracia que ya recibio, en otras palabras, despues de recibir su salvacion demostrar obras dignas de arrepentimiento en un camino de perfeccion a la imagen de cristo. Entonces no es lo mismo, 'seguridad eterna' y 'perseverancia de los santos' , es mas precisa la segunda.

    Y Armiño afirma que el hombre puede usar su libre albedria para escoger a Cristo y ser salvo, sin embargo es claro en Efesios 2.1 que 'estabamos MUERTOS en delitos y pecados'. Un muerto no puede decidir, tampoco estabamos enfermos de muerte. De forma que es Cristo quien efectua la salvacion en el hombre solo por gracia, no por ninguna obra que el hombre efectua aunque sea pequña.

    La predestinacion es un tema de controversia de mas de siglo y medio, sin embargo pocos predicadores se atreven a enseñarlo en peores casos a estudirarlo. La Escritura aparenta presentar ciertas contradicciones en cuanto al tema, pero es claro que la inherencia de la Palabra no tiene ninguna contradiccion. Habrian muchos que argumentar ante el Arminianimsmo tanto como el Calvinismo, sin embargo hay cosas que la limitada mente humana que tenemos no nos permite entender en que se basa Dios para salvar a alguien, y si Dios es soberano pero el hombre lo puede escoger a El, entonces cual de los dos es el soberano?

    Muchas Gracias.

    Bendiciones en Cristo Jesus.

    ResponderEliminar